Un viaje rural es una experiencia única y no siempre tenemos en cuenta todo lo que necesitamos.

10 consejos clave para una Escapada Rural.

Cada vez son más las personas que deciden tomarse un merecido descanso de tipo rural. Este tipo de vacaciones se caracterizan por "huir" hasta alojamientos en mitad del bosque o de la montaña, donde el propósito es desconectar por completo de las preocupaciones del día a día. Algunos de estos alojamientos ni tan siquiera disponen de cobertura telefónica o de televisor, ya que la intención principal es la de vaciar y despejar la mente. Lo que sí ofrecen este tipo de escapadas, sin embargo, son numerosas actividades al aire libre y en contacto directo con la naturaleza.

Un viaje rural es una experiencia única; sin embargo, no siempre tenemos en cuenta todo lo que necesitamos para disfrutar de ello en las mejores condiciones. Presta atención a los 10 consejos clave que te damos sobre este tipo de vacaciones... ¡Y vívelas como nunca!


1. Escoger una casa de campo adecuada:
Mucha gente cree que los alojamientos rurales son todo iguales, pero nada más lejos de la realidad. Lo cierto es que el creciente interés por este tipo de hoteles y casas de alquiler ha llevado a muchos establecimientos ha calificarse como algo que no son. Una casa rural es mucho más que unas cuantas habitaciones con paredes de piedra, si estas interesado o necesitas información al respecto, en Apartamentos Rurales Blanca puedes consultarnos sin ningún compromiso.

Hoy en día existen unos requisitos y una legislación que define qué terrenos y construcciones son aptas para las experiencias rurales... y cuáles no. Algunas empresas incluso ofrecen alquileres ilegales o que no han pasado las inspeccciones obligatorias. Infórmate bien de dónde vas a hospedarte y, si ves algo raro, pregunta o denuncia a las entidades competentes.


2. No te quedes en el alojamiento:
El turismo rural puede aportarnos muchísimas cosas, pero nos perderemos la mayoría de ellas si no exploramos más allá del propio alojamiento. Hoy en día la gran mayoría de hoteles disponen de piscinas climatizadas, restaurantes y centros de juegos... Pero eso también podemos encontrarlo en la gran ciudad.

Un alojamiento rural está bien para descansar, pero debes salir y descubrir qué hay a sus alrededores. Héctareas y hectáreas de flora y fauna están ahí esperando a que las descubras.


3. Piensa en la época del año:
Esta forma de turismo es válida durante todo el año. Sin embargo, debes tener en cuenta tus gustos y capacidades.

Si adoras el frío, una casa de campo rodeada de nieve será un paraíso para ti. Si, por el contrario, prefieres la época estival, evita esto: solo hará que agobiarte y sentirte totalmente aislado. La mejor opción para ti es un rústico algo retirado, preferiblemente durante los meses de más calor.


4. Infórmate sobre las actividades al aire libre:
Gran parte del atractivo que tiene un viaje rural es la posibilidad de llevar a cabo actividades al aire libre. Es algo que no estamos acostumbrados a hacer en nuestro día a día, que nos llenan de fuerza y de renovada vitalidad. Paseos a caballo, senderismo, piragüismo, espeleología, escalada, rutas en bicicleta… ¡Las opciones son muchas y muy divertidas!


En Teverga (Asturias), por ejemplo, uno de los mayores atractivos turísticos es La Senda del Oso, un camino de montaña que bordea el río y que también permite disfrutar de la belleza de los lagos de la zona.


5. La compañía importa:
No es lo mismo Teverga a otro rincón de Asturias con los amigos, que con una pareja o con los hijos. En cada caso las necesidades del grupo con el que viajas son distintas, y por lo tanto también deberán variar el tipo de alojamiento.

Planifica bien el viaje antes de empezarlo. Escoge un lugar donde puedas llevar a cabo aquellas actividades que encajan con las personas que te acompañan.


6. Piensa en los accesos:
Un alojamiento rural se encuentra algo apartado de la ciudad, por lo que tienes que informarte antes de partir de como llegar hasta el alojamiento.

Busca información sobre la ubicación del establecimiento, y pide un mapa sobre su situación si hiciera falta. Busca las carreteras que circulan por la zona, y si tienes la opción de llegar en tu vehículo o con otro medio de transporte hasta el lugar donde vas a quedarte.


7. Pregunta las normas:
Todo lugar merece respeto y unas normas mínimas de civismo y comportamiento, hay quien piensa que los alojamientos rurales son un lugar apartado donde hacer todo lo que quieran.

Cada alojamiento tiene numerosas normativas acerca de qué se permite y qué no en sus instalaciones. Hábitos como fumar en la zona, encender fuego, comer en las habitaciones o llevar animales de compañía son aspectos delicados, y su incumplimiento puede costarte importantes multas.


8. Busca opciones económicas:
A la hora de hacer un viaje rural, existen millones de opciones que puedes considerar. Algunos alojamientos son simplemente habitaciones de hotel, mientras que otros son casas enteras con capacidad para muchas personas, en las que puedes cocinar y así evitar más gastos extras.

Cada vez más, se tienden a organizar viajes con grupos grandes de personas, lo que permite abaratar considerablemente el coste de cada noche en el alojamiento. Puedes tratar de convencer a un gran grupo de amigos, o bien organizar una inmensa quedada familiar, en Apartamentos Rurales Blanca podemos darte toda la información que necesites al respecto.


9. La ropa es muy importante:
Has de pensar que una escapada rural no tiene nada que ver con un viaje a la gran ciudad. En este caso puedes pasar horas recorriendo La Senda del Oso de la que hablábamos antes, por ejemplo... ¡Y necesitarás calzado cómodo! unas botas cómodas son una buena opción.

En este tipo de viajes, olvídate de lucir perfecto para las fotos. Lo más importante es llevar ropa holgada, de algodón y que transpire. De lo contrario, el segundo día te dolerá todo y ya no podrás salir de la habitación.

10. Lleva solo lo imprescindible:
Tenemos tendencia a cargar nuestras maletas con todo tipo de objetos, de gadgets tecnológicos, de ropa elegante por si se presenta una ocasión especial... Sin embargo, de nada te servirá tener un ordenador portátil en mitad del bosque.
Vacía la mente y la maleta, y siente cómo esas vacaciones de verdad están dejando algo de valor y de tranquilidad en ti.

¿Qué te han parecido estos 10 consejos sobre la experiencia turística más allá de las ciudades? ¿Habías pensado ya en alguna de estas cosas?
escapada en la senda del oso
escapada en la senda del oso